Los seis films imperdibles de Martin Scorsese

KWN-Fleckenstein-9132015-864x400_c

Martin Scorsese se ha ganado con comodidad un lugar entre los mejores directores de la historia del cine. Y el estadounidense atravesó un largo camino para pasar de ser aquel joven rebelde y visceral que tomó a Hollywood por sorpresa hasta convertirse en el maduro director que marcó una manera de hacer cine.

 

1. Gangs of New York

Hay algo perversamente hipnótico en esta adaptación de la novela de Herbert Asbury de 1927 que cuenta el enfrentamiento de dos pandillas en el Manhattan del SXIX que la convierte en un film sin comparación. Además de marcar el comienzo de la colaboración entre el director y Leonardo DiCaprio, la personificación de Daniel Day-Lewis como el sanguinario Bill “The Butcher” Cutting lleva la historia a otro nivel. Este film fue también el que marcó la transición de Scorcese a la realización de películas masivas con presupuestos multimillonarios.

 

2. Goodfellas

Para algunos fanáticos, éste es el mejor film de Scorsese; para otros es apenas su mejor película de los ’90. Así como fuera esta es quizás una de las historias mejor contadas por el director en una muestra total de su capacidad como cineasta. Robert De Niro, actor fetiche del director en sus comienzos, puede “relajarse” gracias a la espectacular actuación de Ray Liotta como actor principal, mientras que Joe Pesci (quien ya había probado su valía como actor secundario en Raging Bull) se roba el foco con su personificación como un integrante, algo psicótico, de una de las poderosas familias mafiosas de Brooklyn.

 

3. Mean Streets

Una dura y cruda mirada sobre la vida criminal en Estados Unidos, en este precos drama el director explora una serie de lugares que luego se volverán comunes en sus films: la masculinidad, la culpa y la redención. Robert De Niro brilla como el maniaco Johnny Boy, mientras que Harvey Keitel (quien había trabajado junto a Scorsese en su debut en Who’s That Knocking at My Door?) interpreta a un criminal de pequeña monta que lucha con su crianza religiosa.

 

4. Raging Bull

La imperdible representación de Robert De Niro sobre el inseguro Jake LaMotta, especialmente sus cambios físicos de campeón de boxeo a un hombre completamente abandonado gracias a un viaje de un mes a Italia en donde el actor devoró todo lo que encontró, quedará en la historia como una de las grandes transformaciones del cine y la entrega de De Niro. Que además coincidió nada menos que con un inspirado trabajo de Scorsese, la editora Thelma Schoonmaker y Michael Chapman que le dieron forma a uno de los grandes films de la historia.

 

5. Taxi Driver

Otra de las grandes caracterizaciones de Robert De Niro, esta vez en un film repleto de rabia y retórica anti establishment que se convirtió en una de las grandes gemas del director. El film ofrece un frenético y terrorífico viaje por la mente de Travis Bickle (De Niro), un veterano de Vietnam que se obsesiona con la voluntaria de campaña política Betsy (Cybill Shepherd) y la prostituta adolescente Iris (Jodie Foster). La película obtuvo la Palme d’Or en el festival de Cannes, aunque Tennessee Williams, presidente del jurado, hizo pública su discrepancia con el voto de la mayoría al alegar que el film era demasiado violento.

 

6. The King of Comedy

Esta comedia negra puede ser una de las películas más “convencionales” de Scorsese, pero es también el mejor ejemplo de una sociedad completamente obsesionada con las celebridades. Incluso puede llegar a ser más relevante hoy que hace 30 años cuando fue estrenada. En esta oportunidad De Niro interpreta a Rupert Pupkin, un aspirante a comediante de stand-up cuyo insaciable deseo de fama lo lleva secuestrar al famoso presentador de TV Jerry Langford (Jerry Lewis). Comprensiblemente De Niro ha dicho en varias oportunidades que esta es la actuación suya que no puede ni siquiera mirar.

Posts recientes del Blog

IMDB

Murakami en 5 films

Haruki Murakami es uno de los escritores más prolíficos de los últimos tiempos. Dotado de una sensibilidad única, el autor… Seguir Leyendo